Enseñar idiomas con tecnología: iniciación

No concibo la enseñanza de idiomas sin el progresivo uso de las NNTT, y no me refiero a un modelo que apueste por las emergentes herramientas que la Web 2.0 nos ofrece, ya que estas a menudo sobrepasan las necesarias competencias técnicas de muchos profesores y se alejan a su vez de los conocimientos metodológicos apropiados para un uso eficiente; me refiero a la incorporación sistemática de los elementos multimedia y aparatos tecnológicos que por un lado, hacen que el aprendizaje de idiomas sea más atractivo para los alumnos y por otro, aportan una mayor progresión del mismo. Comencemos pues por apostar por las ventajas del uso de internet y el interés de la pizarra digital, variables que una vez formen parte de la instrucción cotidiana, sin duda nos llevará a otras herramientas más complejas y variadas y con las que poco a poco iremos progresando en su alcance metodológico.

A aquellos profesores que se consideran inmigrantes digitales tardíos y que se sienten tan cómodos con los métodos tradicionales de enseñanza de idiomas - utilizando audios, vídeos y los libros de texto - les invito a que fuercen un cambio progresivo incorporando alguna de las múltiples páginas que a menudo visitan en la red y a que se acostumbren al uso de la pizarra digital, para lo cual tan sólo hacen falta entre 15 y 20 horas de formación. Será entonces cuando descubran el potencial del nuevo modelo y valoren su eficacia y rendimiento.

Coméntanos cómo fueron tus inicios con la tecnología educativa. ¿Quiere comenzar pero no sabes cómo? Entre todos, con tan solo un ordenador conectado a la red y algo de tiempo que le quites a la televisión tu forma de enseñar cambiará.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Buscar