Releer los textos

A veces, las creencias que hemos ido construyendo a lo largo de nuestra práctica diaria sobre la naturaleza del aprendizaje y la eficacia de nuestros métodos, resultan refrendadas por voces cualificadas o, al menos, de mayor proyección profesional.

Siempre me ha gustado releer las lecturas que salpican los libros de texto de cada unidad, bajo el epígrafe "reading", pese a la incomprensión de muchos de los alumnos que al grito de: "¡Eso ya lo hemos leído!" manifiestan su poca disposición a repetir una actividad. Pues bien, esta práctica cotidiana realizada por el convencimiento que aporta la experiencia y la reflexión constante sobre la adquisición de una segunda lengua, aparece fundamentada en un artículo de Rachael Roberts en la página elt-resourceful. Así, lejos del aparente aburrimiento que puede suscitar, el alumno se beneficia de la mejora en la fluidez y el incremento en la comprensión de lo que lee; elementos que convergen directamente en la motivación y refuerzan su confianza.

En definitiva, merece la pena incluir en la planificación de las tareas una nueva lectura de textos ya vistos que sin duda mejorará la comprensión por parte de los alumnos.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Buscar